Dicen que los retos están para superarlos, pero nunca nos avisan de lo que hay detrás de esas cuatro letras…

 

Detrás hay miedos, hay incertidumbre, hay un mundo que, dependiendo de la imaginación que cada uno tenga y le aplique, será más grande o más pequeño, pero no por ello insuperable.

Nosotros nos propusimos un RETO (sí, lo ponemos en mayúsculas) al final del año pasado: hacer un buen curso de Photoshop. 

Nos desmotivaba ver a promociones de comunicación sin saber plasmar una idea en el formato digital y, aún peor, publicistas que salían de la universidad sin saber diseñar. Y así fue, a mediados de verano cogimos esas cuatro letras y empezamos a rellenarlas de trabajo, preparación y valor.

Una de las cosas que se esconden tras ese concepto es que, por mucha preparación que haya, nunca, jamás, llegarás a la recta final sin un pequeño cosquilleo en el estómago. Y es que… te vamos a contar un secreto: ¡No es malo! En todo caso, es positivo. Es un cosquilleo que nos demuestra que estamos vivos, que le hemos dedicado nuestro cuerpo y alma, y que nos merecemos recoger el premio que nos hemos labrado durante tantos meses de trabajo.

Llegó el primer día, y llegó ese premio: ver a 14 estudiantes de diferentes carreras dispuestas a pasar las próximas 4 semanas aprendiendo algo nuevo. Algo que nosotros habíamos preparado con tanta ilusión, algo que habíamos repasado con todo el equipo, algo que iba a abrirles las puertas del mundo del diseño digital.

Los días iban pasando, y con ellos, el temario iba avanzando. Algunas alumnas se conocían entre ellas, otras no. Pero empezó a pasar, en muy poco tiempo, algo maravilloso.

El espíritu C&B se adueñó de ellas y cuando alguien tenía una duda, sin esperar a ver si a formadora tenía la solución, entre ellas se ayudaban, corregían y buscaban en qué paso se podían haber quedado atrancadas. Increíble.

Y así iban aprendiendo, cada día un poco más, cada día un poco más difícil, hasta llegar al valor añadido del Curso Photoshop básico de C&B: los extras.

Para dar cursos aburridos, ya hay mil plataformas inventadas. Nosotros siempre queremos ir un poco más allá, aprender un poquito más y un poquito mejor. Y de ahí, nacieron los extras: temas complementarios a los básicos, que ya no son tan básicos, para que el alumno adquiera fluidez para innovar con la herramienta, descubrir nuevas funciones y crear un buen portfolio, digno de una persona que ya maneja la herramienta a nivel medio, como poco.

Pero, aún fuimos más allá con la prueba final. Al igual que pasa con las plataformas, para exámenes, ya están las aulas. Por fin una prueba que no evalúa nuestra capacidad de estudiar, sino que está creada para demostrarnos a nosotros mismos todo lo aprendido y enseñarnos a comernos al jurado de un concurso de diseño, a la empresa que nos va a comprar la campaña o a un director de recursos humanos en una entrevista.

Y ahí, junto a la metodología totalmente práctica, a los recursos y a la innovación en la prueba final, se hallaba parte del valor del curso C&B. Pero la otra parte, que podríamos valorar como un 50-50%, se hallaba en las alumnas. Alumnas llenas de creatividad, que siempre iban más allá y aplicaban a los ejercicios básicos su toque especial, aunque eso supusiera complicarse la vida. Alumnas que, cuando aprendían algo nuevo, susurraban ojipláticas y al unísono… “aaaaaaalaaa…”. Alumnas que han hecho posible el éxito rotundo de este primer Curso C&B. Muchas gracias por acompañarnos en esta aventura.

No sabemos si habrá segunda promoción, segunda edición, o como queráis llamarlo. Pero lo que sí sabemos es que superar un grupo como este, va a ser tremendamente complicado.

Pero estamos dispuestos a comprobarlo, porque eso supondría un nuevo reto, y, ya sabéis que a los de C&B, los retos… nos encantan. 

 


Texto: Elena Alberca Masía – Formadora Curso Photoshop; Junta Directiva

Revisión y maquetación: Alba Padilla Cortés – Dpto. Prensa ; Anais Valencia Corcín – Dpto. Social