Mi caso podríamos catalogarlo de “especial”. Tengo 23 años, nací en Cuenca y a día de hoy estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en Madrid. ¿Qué hace una chica como yo en una asociación como Creativity & Business? Lo que voy a contar a continuación es un cliché de arriba abajo, pero de momento aún no nos han prohibido recurrir a ellos.

Todo comenzó con unos mensajes de Íñigo Vallejo, aka Secretario General. Entre algunos de ellos, y cito textualmente, había frases como la siguiente: “Nos han recomendado personalmente que contactáramos contigo”. A partir de ahí, para qué pedir más. Yo, que soy una persona que confía muy poco en su trabajo, en sus cualidades (cualquiera lo diría de alguien que espera encontrar un puesto en un sector laboral tan competitivo), esas pequeñas muestras de apoyo, aun sin ser la otra persona consciente de ello, son las que te animan a salir de tu zona de confort.

No os voy a contar cómo transcurrieron las jornadas, que para eso ya está este enlace, y aquí tenéis la posibilidad de apuntaros para las de este año, pero sí que os voy a comentar mi experiencia desde dentro. Prometo no ser muy pesada.

En cuanto acabé mis prácticas, me uní como socia a C&B porque la Jefa de Prensa, Cristina Hernando, ya había hecho contacto previo conmigo. Cada vez que yo participaba en algún de evento de cualquier asociación o empresa siempre hacían referencia a la cantidad de horas que le habían echado, a la dedicación durante los meses previos y a la satisfacción de comprobar lo bien que se habían dado una vez la actividad había finalizado. Sin embargo, y esto que voy a decir sí que es totalmente verídico, hasta que no estás verdaderamente dentro de una organización, no llegas a valorar o reconocer el mérito que tiene sacar este tipo de iniciativas adelante.

Para no variar, estoy desde noviembre en el equipo de prensa; en el departamento de vídeo para ser más exactos. Somos un total de cuatro (jefa, vídeo, foto y prensa escrita) y todas nosotras contamos con la experiencia de haber estado en las jornadas del año pasado. Por ello, desde un primer momento teníamos bastante claro qué queríamos repetir y qué no, cómo nos gustaría que fuera el equipo para este año, etc. Así pues, nos fuimos organizando de tal manera que ninguna de nosotras estuviera descolgada y pudiera trabajar y aportar en lo que buenamente pudiera.

Sin embargo, C&B no es una asociación en la que estés aislada una vez que entras a un departamento.

Para nada. Por suerte (para algunos será una desgracia), desde el pasado año hemos tenido varias reuniones todos los miembros

para ver cómo queríamos enfocar las jornadas de este año. Además, en diciembre se decidió llevar a cabo una campaña publicitaria previa a las jornadas y sí, ahí también me metí yo de cabeza. Por tanto, queramos o no, siempre estábamos en contacto los unos con los otros. Si no, los jefes se encargaban de ello.

No os voy a engañar. Sí, soy así de sincera. Organizar eventos, y más cuando la edición anterior fue tan espectacular, cuesta, y mucho. Gran cantidad de correos, innumerables mensajes en los grupos de WhatsApp, fines de semana estrujándonos los cerebros para innovar y aumentar el #EfectoCYB, y podría seguir añadiendo más actividades a la lista de tareas que hemos llevado a cabo durante tantos meses. Sacar adelante la tercera edición de las Jornadas Creativity & Business es un deporte de alto riesgo, pero estoy orgullosa de poder decir que formo parte de un equipo de valientes.

De todo corazón deseo que estas jornadas no solo sean las mejores, sino que consigamos que muchas más personas conozcan C&B y se animen a trabajar con nosotros.

¡Nos vemos pronto!


Texto: Cristina Pozo García  – Departamento de Prensa (vídeo)

Revisión y maquetación: Anais Valencia Corcín – Departamento Social